Encuéntranos en Google+.
 
Imagen
Cerruti es un caso algo curioso dentro del mundo de los perfumes y las fragancias. Tiene una historia que quizás pueda ser calificada de irónica: su fundador es un italiano Nino Cerruti pero la casa está ubicada en París, Francia (siendo la “Ciudad de las Luces” entonces el fundador debía creer que habría suficiente “luz” que le hiciese brillar) en lugar de Italia.
Aunque las oficinas están ubicadas en Francia, los talleres están en Biella, Piemonte, Italia: el abuelo de Nino fundó ahí el molino textil Lanificio Frateli Cerruti: el agua de la región se usaba para lavar y tratar la lana (importada de Sudáfrica) para producir franelas, cachimira y muselina de mantequilla: estos talleres se siguen usando hoy en día para la fabricación de los productos y perfumes.
La marca fue lanzada en 1967 con una selección de prendas de vestir para hombre y no empezó a producir ropa para mujer hasta casi una década después, hacia 1976. El propio Giorgo Armani trabajó en la casa bajo las órdenes de Cerruti antes de irse y fundar su compañía.
Siendo un italiano, Cerruti pronto se dio cuenta de que las colonias eran una buena idea para promocionar su firma parisina y se sumó a la producción de fragancias hacia 1978, promocionado pocas marcas y dejado pasar bastante tiempo antes de emprender fabricación de algún nuevo perfume quizás porque quería dejar pasar un tiempo y dejar que los consumidores decidieran cuándo deseaban un nuevo perfume al estilo Cerruti.
Un detalle extra es que Cerruti es el diseñador oficial para la Scuderia Ferrari y ha fabricado ropa para películas y actores tales como Al Pacino, Harrison Ford y otros para ocasiones especiales.

 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply