Encuéntranos en Google+.
 
Este ha sido sin duda un año legendario para la prestigiosa firma Dior. Desde que estableciera su atellier en París en 1946, Dior no ha dejado de crecer y renovarse y aunque durante algún tiempo pareció estancarse como una marca del pasado, sus constantes actualizaciones la han re-encumbrado como una de las marcas de lujo más representativas de los siglos XX y XXI.
Este año, Dior inauguró la que está considerada como la boutique más lujosa del planeta. Ha sido en el selecto distrito de Sinyi, en Taiwán, en un edificio emblemático, el Taipei 101, el rascacielos que desbancó a las Torres Petronas de Kuala Lumpur como el más alto del mundo. El establecimiento ocupa dos plantas de la construcción, con un área total de 1.805 metros cuadrados dedicados a la alta costura, complementos, lencería, cosmética y perfumería que la convierten no sólo en la más lujosa, sino también en la mayor boutique del mundo.


El proyecto fue realizado por el arquitecto Peter Marino rememorando el espíritu del siglo XVII del Palais de la rue de Montaigne, sede del  establecimiento más importante de la firma Dior y su inauguración fue un bombazo dentro de los acontecimientos sociales, con ceremonia, cocktail  y cena exclusivísima.


Pero además este ha sido el año de la completa renovación de imagen para el producto estrella de su línea de fragancias, Miss Dior, un perfume que fue creado en los años cuarenta y que complementaba a la perfección a la mujer estandarte del “New Look” creado por Dior tras la depresión de la Segunda Guerra Mundial, una mujer que encarnaba la elegancia y la sofisticación.


Una ambiciosa campaña diseñada por el prestigioso fotógrafo de moda Tim Walter y protagonizada por una bellísima Natalie Portman que encarna a la perfección el encanto y el carisma de la mujer Dior contemporánea, coloca de nuevo a Miss Dior en la vanguardia del diseño de perfumes a nivel mundial.
 



Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply.